post

Lo que el cabello puede decir

El cabello, signo de belleza y de vitalidad. A todas nos encanta lucirlo brillante y con volumen, pero en ocasiones, no es tan fácil. Hay épocas en que nuestro cepillo se llena de cabellos caídos y nos asustamos; otras veces, sentimos picores, sentimos el pelo reseco y ya no sabemos qué hacer con él.

child-661788_1280

¡Toma nota de estos datos que te servirán para lucir un pelo más bonito!

 

  • Sufrir pérdidas de cabello en forma de “parches”

Cuando empiezas a notar que pierdes cabello en determinadas zonas, que se quedan menos pobladas, acude al médico. No es algo normal, ni un rasgo que aparezca con la edad. Las causas suelen ser en ocasiones serias y hay que tenerlas en cuenta:

  • Estados de estrés y ansiedad elevados.
  • Enfermedades autoinmunes, desde infecciones, problemas de transmisión sexual…
  • Problemas de tiroides. Generalmente, padecer hipotiroidismo suele favorecer la pérdida de cabello de esta forma.

No es igual la pérdida de cabello generalizada que en determinadas partes. Cuando ocurra esto acude al médico para realizar un diagnóstico adecuado, por lo general existe un tratamiento efectivo.

 

  • Cabello quebradizo, con puntas abiertas y débil.

Todas tenemos épocas en las que notamos el cabello algo más débil, que se rompe con facilidad y perdemos cantidades más elevadas de lo habitual. En el caso de las mujeres, la pérdida puntual de cabello suele ser signo directo de un déficit de minerales. No en todos los casos suele ser por una falta de hierro, también puede ser por una deficiencia de cinc, cromo, magnesio e incluso de potasio.

Para ello hay que mantener una dieta variada y equilibrada. Hay que incluir frutos secos, como las nueces y almendras.

Además, establece revisiones periódicas con tu médico para averiguar si padeces alguna deficiencia en tu alimentación.

 

  • ¿A qué se debe el cabello seco?

El cabello seco es producto, en la mayoría de los casos, de agentes externos, como el sol, el uso de tintes, productos químicos… Tener el pelo reseco no siempre se debe a un problema de salud.

El uso continuado de champús anticaspa suele traer como consecuencia que se reseque el pelo. Estos productos lo que hacen es absorber la humedad, además de incluir una composición a base de antifúngicos que maltratan el cabello. Lo ideal es reducir el uso de champú anticaspa a una o dos veces por semana.

Lo mismo pasa con los champús para mantener el color del tiente, ya que contienen muchos elementos químicos que resecan el cabello.

El tabaco, el sol y la contaminación también resecan el cabello. Puedes utilizar aceites hidratantes para protegerlo, como el aceite de coco.

 

  • ¿Picor en el cuero cabelludo?

Descartando problemas dermatológicos, hay que hablar inevitablemente de problemas de estrés.

Con estrés recurrente, el picor y la irritación en el cuero cabelludo suele aparecer en épocas de exámenes, días de presión laboral, o problemas en casa. Al nerviosismo se le asocia el cansancio. Sufrimos cambios en nuestro metabolismo, por lo que es frecuente sufrir de una extrema sensibilidad capilar.

O el estrés postraumático, cómo puede ser la pérdida de un ser querido, sufrir un accidente o presenciar alga situación traumática nos puede traer muchas consecuencias. Es importante saber que además de sufrir picores en el cuero cabelludo e irritación, puede ocurrir que el pelo también pierda color y, poco a poco, se vuelva gris.

 

El cabello no solo es reflejo de nuestra salud, sino también de nuestras emociones. Es imprescindible cuidar la alimentación, evitando sufrir deficiencias de hierro, cinc o manganeso. Evita el uso de productos químicos y sobre todo, gestiona adecuadamente las emociones.

 

En nuestra tienda, disponemos de Villufort, compuesto de vitaminas, minerales, aminoácidos y extractos vegetales. Promueve fisiológicamente el bienestar del cabello y la piel, actúando frente a la caída del cabello, contrarrestando posibles  deficiencias nutricionales y el envejecimiento natural del mismo.

villufort buena

post

Astenia primaveral

flores

Cuando la naturaleza empieza a despertarse tras el invierno, las horas de luz aumentan y  las temperaturas se suavizan, muchas personas sienten reducidas sus fuerzas y se quejan de apatía, fatiga física y psicológica, irritabilidad y somnolencia. Un conjunto de síntomas que se conoce como astenia primaveral.

La astenia primaveral afecta cada año a más de la mitad de la población. Estas personas se sienten cansadas, con falta de energía, malestar general, angustia, cambios de humor, insomnio, fatiga, al llegar la temporada de las flores y en principio ocurre sin que haya una causa aparente.  Pero, ¿entonces qué es lo que pasa?

Algunos especialistas han determinado algunas de las causas sobre este tema.

 

  1. La culpa es del cambio de horario.

El cambio de hora es el principal causante de este trastorno aunque no el único. El cuerpo necesita un periodo de adaptación a los nuevos horarios, durante esta etapa se siente más el cansancio. El ser humano está compuesto por hormonas circadianas, que están condicionadas por la luz solar.

Además se une otros dos factores, el cambio de temperatura y la humedad. En esta temporada se producen contrastes muy bruscos de temperaturas y al organismo le cuesta adaptarse. Nos cuesta más dormir por lo que estamos más cansados.  Y la humedad,  que altera unas betaendorfinas que hay en el cerebro y que son las que nos marcan el estado de ánimo.

 

  1. Cansados, fatigados y sin apetito.

En cansancio no es el único efecto que tiene en nosotros la llegada de la primavera. La astenia primaveral provoca otras consecuencias. Fatiga muscular, dificultad de concentración, irritabilidad, falta de apetito, trastornos del sueño, dolor de cabeza, tristeza inexplicable, desmotivación y hasta disminución del deseo sexual.

 

  1. No es una enfermedad.

No es motivo de preocupación sufrir astenia primaveral ya que no es una enfermedad como tal sino un trastorno temporal que se supera sin necesidad de ir al médico. Es leve, transitorio y pasajero.

 

  1. Las mujeres son las que peor lo pasan.

Las personas más afectadas son las mujeres de entre 35 y 50 años.

 

  1. La astenia es pasajera.

Tiene fecha de caducidad. Dura entre 10 y 20 días, depende de cada persona, aunque en ningún caso llega a durar un mes.

 

  1. Otras estaciones también nos afectan.

La primavera es sin duda la estación que más nos afecta pero otras estaciones también pueden influir en nuestro estado físico y anímico, especialmente la llegada del otoño, ya que también se produce un cambio de horario y de luz.

 

Dentro de nuestra tienda disponemos de Flosin Tabs, un complemento alimenticio que mejora el sistema inmune en periodos de cansancio y fatiga como los que se dan en  los cambios estacionales.

 

flosin tabs buena

post

Y con la primavera… las fresas

fresas

 

Fruta estrella de la temporada, que destaca por su intenso sabor y sus excelentes propiedades nutritivas.

La fresa contiene más cantidad de vitamina C que muchos cítricos. Constituye el complemento ideal para acabar con un broche de oro una suculenta comida, ya sean solas, con leche, con nata, con leche condensada o en postres más elaborados. Además, tienen un importante valor industrial, ya que son utilizadas para elaborar otros productos como  helados, batidos, mermeladas, gelatinas o yogures.

Uno de los consejos fundamentales a la hora de consumir fresas es que tenemos que comerla poco después de comprarla. La temporada va de marzo a julio,  aunque en algunos supermercados podemos encontrar fresas durante todo el año, procedentes de invernaderos o importadas de otros países.

Este alimento constituye una importante ayuda en las dietas de adelgazamiento. Tiene un excelente sabor y es ligera, ya que el 85% de su composición es agua. De hecho, su aporte calórico es muy escaso, tan solo contienen 37 calorías por 100 gramos. En 100 gramos de fresas encontramos 0,7 gramos de proteínas, 7 gramos de hidratos de carbono y sólo 0,3 gramos de grasa. Su principal valor es el alto contenido en vitamina C: 100 gramos son la cantidad diaria recomendada.

También contienen vitamina A, vitamina E y en menores cantidades otras vitaminas como las B1, B2, B3 u B6. Entre sus minerales, las fresas aportan fundamentalmente potasio y magnesio, aunque también hierro, fósforo, yodo y calcio. Tienen 2,2 gramos de fibra por 100 gramos de fresas, lo que supone un aporte moderado.

Las fresas poseen grandes cantidades de elementos muy necesarios para nuestra salud. Sobre todo, la mencionada antes vitamina C, sustancia antioxidante que, además protege al cuerpo fortaleciendo el sistema inmune. Sus ácidos orgánicos poseen efectos desinfectantes y antiinflamatorios.

Son ricas en agua, tienen propiedades diuréticas, excelentes para personas que quieran perder peso y que tengan facilidad a retener líquidos. Este efecto diurético también ayuda a aquellos que padecen cálculos renales,  hipertensión y ácido úrico.

Ofrecen grandes cantidades de salicilatos, sales muy positivas para prevenir enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer. Ayudan a reducir los  niveles de colesterol malo.

Un dato, las personas alérgicas a las aspirinas deberán tener cuidado al consumir fresas, ya que pueden tener algunos efectos adversos.

post

Alimentos que cuidan tu corazón

corazon

 

Cada día comemos más rápido y mal, hacemos menos ejercicio y vamos dejando pasar los días a la hora de cuidarnos. Esto tendría que convertirse en un asunto prioritario si tenemos en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son la causa de un 30% de las defunciones anuales en España.

 

Toma nota de estos alimentos que son capaces de equilibrar nuestro colesterol y prevenir  enfermedades coronarias.

Las nueces: aportan a nuestro cuerpo, el ácido linoleico que necesita para prevenir la arterioesclerosis. Éste ácido, transformado en omega 3 y los fitosteroles por nuestro organismo, juega un papel importante en la reducción de colesterol. Se recomienda comer entre cuatro y seis unidades diarias, que se pueden alternar con otros frutos secos que no tengan sal añadida.

El jamón ibérico: éste alimento nos aporta mucho hierro y vitaminas del grupo B que permiten el buen funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. Además contiene pocas grasas saturadas, es rico en ácidos grasos monoinsaturados y tiene menos colesterol que el pavo o el pollo.

El pescado azul: ayuda a bajar los niveles de triglicéridos en la sangre y disminuye la probabilidad de  padecer infartos, debido a su alta concentración de Omega 3. Ayuda a prevenir el riesgo de trombosis y la tensión arterial.

El aceite de oliva: éste “oro líquido” aporta antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles. Todos estos, compuestos cardioprotectores. El aceite de oliva se considera el aceite vegetal más seguro que existe, pero como todo se ha de tomar con moderación: dos cucharadas soperas al día.

Las legumbres: en general no tienen colesterol, y en cambio aportan hidratos de carbono y un alto porcentaje de compuestos vegetales beneficiosos para la salud. Las legumbres están implicadas de forma directa en la reducción del colesterol sérico y en la prevención de la formación de la capa de ateroma que declina en enfermedades cardiovasculares. Las lectinas favorecen el transporte de colesterol sanguíneo y su metabolismo y reducen así el riesgo de la acumulación en las paredes de las arterias. Lo ideal, comer legumbres dos veces por semana.

Los cereales integrales: un puñado al día nos aporta la fibra neceraia para reducir nuestro colesterol.  Contienen vitaminas del grupo B (ácido fólico, B6 y B12), que disgregan la hemocisteína en la sangre. Algunas investigaciones aportan que estas tres vitaminas pueden reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, debido a que la homocisteína,  un aminoácido, puede dañas las paredes de los vasos sanguíneo.

Los frutos rojos: además de proteger nuestras arterias, ayudan a controlar los niveles de glucosa y lípidos. Por si fuera poco, sus propiedades antioxidantes ayudan a luchar contra el envejecimiento de nuestra piel. Frambuesas, moras, arándanos y fresas contienen los nutrientes necesarios para un corazón sano: vitamina C, antioxidante que ayuda a prevenir la cardiopatía, magnesio y potasio que regulan la presión arterial, fibra que evita la inflamación y folato que reduce el riesgo de infartos.  Se aconseja consumirlos más de tres veces a la semana.

El vino tinto: los beneficios de su consumo radican en la presencia de polifenoles, que tienen un gran poder antioxidante, efecto antiinflamatorio y reducen la presión arterial. Más de 100 estudios demuestran que hay una relación inversa entre beber una cantidad moderada de vino tinto y los ataques de corazón, reduciendo el riesgo de afecciones cardíacas entre un 25% y un 40%. El alcohol ayuda  a prevenir el daño arterial causado por LDL, inhibe los coágulos sanguíneo y aumenta los niveles de HDL.  Los antioxidantes contenidos en el vino tinto lo convierten en una elección inteligente. Además el vino tinto contiene resveratrol, que impide que los depósitos grasos bloqueen las arterias.  En cuanto a su consumo, la clave está en  la moderación. Una copa de vino al día para las mujeres y dos para los hombres.

 La avena: contiene una sustancia que se adhiere en los intestinos y disminuye la absorción del colesterol. El beta-glucano, la fibra soluble en la avena, reduce el colesterol “malo” o LDL, regula el sistema digestivo y estabiliza la glucosa en la sangre.

 

Si quieres controlar tu colesterol y así prevenir enfermedades cardiovasculares, añade estos alimentos a tu dieta.

 

En nuestra tienda también podrás encontrar complementos naturales adecuados para controlar los niveles de colesterol y para ayudar a la función fisiológica del sistema cardiovascular.

 

[columns] [span6]

holesten buena

[/span6][span6]nos buena

 

[/span6][/columns]

 

 

post

Beneficios del ejercicios físico

woman-591576_1280

 

Hoy vamos a hablar sobre la importancia de practicar ejercicio físico; sabemos que a la hora de empezar a hacerlo tenemos más excusas que ganas y esto, sumado a todas las obligaciones diarias que nos mantienen muy ocupados, hace que el incorporar media hora de ejercicio a nuestra rutina diaria se convierta en algo más que un desafío. Por ello vamos a hablar de todos los beneficios físicos y mentales que nos puede proporcionar un poco de ejercicio diario:

Los beneficios físicos que conlleva la práctica de deporte diario son:

  • Mejora la forma y la resistencia física a la vez que aumenta la fuerza muscular y reduce las grasas.
  • Reduce la sensación de fatiga, por lo que podremos sentirnos mucho más ágiles y menos cansados a lo largo del día.
  • Mayor capacidad cardiorespiratoria, lo que mejora el funcionamiento general del organismo.
  • Disminución de la tensión arterial, perfecto para prevenir y mejorar la hipertensión. Favorece la circulación sanguínea en todo el organismo.
  • Mejora la agilidad y la flexibilidad.
  • En general, mejora la apariencia física.

Los beneficios mentales que podemos ganar son:

  • Nos hace sentirnos mejor emocionalmente, aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental ya que produce la liberación de endorfinas “la hormona de la felicidad”.
  • Mejora la confianza en uno mismo.
  • Mejora la calidad del sueño disminuyendo el insomnio.
  • Es bueno para nuestro carácter.
  • Reduce la ansiedad.

 

En definitiva, os animamos a realizar ejercicio porque es la mejor medicina natural que existe.

post

Bienvenidos a Upnatura!

O7A9fAvYSXC7NTdz8gLQ_IMGP1039

Los complementos alimenticios son productos que te ayudan a complementar una dieta normal; te proporcionan un aporte concentrado de nutrientes, como vitaminas, minerales, oligoelementos, etc. y tienen un efecto nutricional o fisiológico.

En Upnatura sabemos lo importante que es una buena alimentación por lo que nuestro objetivo es proporcionar complementos alimenticios de máxima calidad que  aporten todos los nutrientes necesarios, que sumados a una alimentación sana y equilibrada, supervisada por los profesionales de salud; ayudan a contribuir al bienestar de nuestros clientes, enriquecer su salud y evitar así la posibilidad de tener un déficit en algún nutriente necesario.

Para ello, además de elegir a empresas productoras de la máxima calidad, trabajamos para ofrecer el mejor servicio posible.

En Upnatura disponemos de 16 productos divididos en cinco líneas capaces de ofrecer suplementos de alta calidad y un estilo de vida saludable, más cercano a la naturaleza.

  • Propuesta para la mujer: Soluciones naturales destinadas a mantener la salud y el bienestar de la mujer en las diferentes etapas de su vida.
  • Propuesta para el dolor y las articulaciones: Complementos alimenticios que aportan beneficios naturales que ayudan a disminuir y aliviar el dolor articular y el dolor neuropático.
  • Propuestas digestivas: Complementos alimenticios que ayudan a una buena salud y a un bienestar digestivos.
  • Propuestas generales: Complementos que ayudan a gozar de una buena salud para el sistema ocular, para el pelo, para la piel y para el sistema inmunitario.
  • Propuestas para el corazón: Complementos de origen natural que proporcionan sinergias para prevenir y cuidar la salud cardiovascular.

En Upnatura iniciamos nuestra andadura sabiendo la importancia de unos buenos hábitos de vida para el bienestar y la salud de las personas, por lo que además de estas líneas de productos queremos ofrecer consejos saludables sobre hábitos de vida que ayuden a un bienestar y salud óptimos.