LOS MEJORES ALIMENTOS PARA EL MEJOR VERANO

En verano a nuestro cuerpo le toca adaptarse a las altas temperaturas y a un cambio de actividades y ritmos.

 

frutas

El tomate, la sandía, el bonito, el pimiento, las sardinas, el melocotón y la ciruela son los mejores alimentos para tomar en verano,  pero no son los únicos recomendados para el verano. ¡Toma nota!

 

Tomate. Es uno de los reyes del verano. El licopeno le da su color rojo y su elevado poder antioxidante,  te protege frente a numerosas enfermedades, incluido el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

 

 

Arándanos. ¿Eres propenso a sufrir cistitis en verano? Exprime arándanos y aléjate de este mal que suele perseguirnos en cuanto llega la temporada de piscina o playa. Es rico en vitamina C y en pigmentos naturales que ayudan a nuestro sistema inmunológico y a las defensas del organismo.

 

 

Melocotón. Protege tus arterias, favorece tu sistema inmunitario, es bueno para la vista, para la piel, cabello, uñas, huesos y encías y tiene un gran poder laxante gracias a su contenido en fibra.

Además, es una fruta rica en carotenos, con propiedades antioxidantes idóneas para promover la salud de la piel.

Con un melocotón se cubre más del 20% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C.

 

Conejo. La carne de conejo es baja en grasa, contiene tan sólo un 5% y, de ella, una cantidad bajísima es grasa saturada y colesterol. Además es rica en proteínas de elevada calidad y una gran fuente de vitaminas y minerales esenciales, como las B3, B6 y B12, y los minerales fósforo y selenio.

 

Pepino. Sin apenas calorías y con muchísima agua, el pepino es uno de los alimentos más adecuados para refrescarnos e hidratarnos en verano. Es diurético y rico en fibra, lo que lo convierte en un buen candidato a la hora de ayudar a eliminar toxinas.

 

Sandía.  Además de ser hidratante, contiene vitamina C, vitamina A, potasio, magnesio y compuestos químicos vegetales protectores, como el licopeno y el beta-caroteno. Buena para controlar el peso, para los deportistas, para el corazón, para la vista y para combatir la inflamación.

Es la fruta que mayor cantidad de agua contiene (95% de su peso), lo que estimula los riñones, facilitando la eliminación de toxinas, y mejorando la función renal.

 

Cebolla. La cebolla es uno de los grandes alimentos que nos brinda la tierra, con propiedades nutricionales y curativas. De ella se dice que nos ayuda ante todos los males: problemas de garganta, infecciones, enfermedades de la piel, estreñimiento, gota… No puede faltar en tus ensaladas veraniegas, donde debes incluir alimentos de diversos colores, ¡cuánto más color, más salud! Verde, rojo, naranja, violáceo y blanco. Los alimentos de color blanquecino, como la cebolla y el ajo, son ricos en compuestos azufrados y en potasio, capaces de fluidificar la sangre y de reducir el colesterol.

 

Aguacate. No puede faltar en tu mesa de verano, ya no solo por su suavidad, aroma y buen sabor, sino por su alto contenido en vitamina C y por el aporte de grasa monoinsaturada saludable, que nos protege las arterias y baja el colesterol malo.

 

Zanahoria. Es una de las estrellas del verano gracias a su contenido en beta-caroteno, que ayuda a broncear la piel y a protegerla pues lucha contra los efectos negativos de la exposición solar. Comiéndola cruda te beneficiarás de sus antioxidantes, sus vitaminas y sus minerales. Es saciante y su fibra ayuda a equilibrar el tránsito intestinal.

 

Lechuga.  Elige la variedad que más te guste, la romana, en cogollos, de hojas sueltas o rizadas…, todas ellas son pobres en calorías, tienen un gran poder saciante y tonifican el estómago. Al tener un alto contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal, aunque como la mayor parte es celulosa, conviene masticarla bien para favorecer su digestión

.

Calabacín. De sabor suave y algo dulzón, el calabacín aporta vitaminas, minerales, fibra y pocas calorías. Además, es una gran fuente de antioxidantes y resulta ideal en verano por su efecto refrescante. Puedes cocinarlo en tortilla, crema, ensalada, rellenos, a la plancha, etc. Como dato: evita pelarlo, ya que la mayoría de sus nutrientes se encuentran en la piel.

 

Ciruela.  Es el aliado perfecto para luchar contra el estreñimiento, sobre todo cuando nos vamos de viaje. Tiene un gran poder antioxidante y es una aliada contra el envejecimiento. Por su contenido en fibra, ayuda a reducir el colesterol en sangre y gracias a su aporte de potasio contribuye a eliminar los líquidos corporales evitando la molesta retención de líquidos.

 

Pimiento. El principal componente del pimiento verde es al agua. Contiene fibra, que mejora el tránsito intestinal, además de poseer un alto efecto saciante y apenas aporta grasas. También posee vitamina A en forma de b-carotenos, con acción antioxidante por el efecto protector que desarrollan frente a los radicales libres. Por su riqueza en potasio y escasez de sodio, posee una importante acción diurética. Es beneficioso en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales, retención de líquidos y oliguria.

 

Melón. Su alto contenido en agua la hacen imprescindible durante la época estival. Además, es rico en antioxidantes como las vitaminas A y C.

 

Brócoli. Es rica en antioxidantes como las vitaminas C y E. La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA.

 

Higo: Están compuestos de un 70-80 % de agua y entre un 12 y un 19% de hidratos de carbono, concretamente sacarosa, fructosa y glucosa. Son ricos en vitamina C, betacarotenos, potasio, magnesio, calcio y fósforo, algunos de los cuales tienen ciertos efectos antioxidantes. Tampoco hay que olvidar su aporte de fibra.

 

Mejillones: Proporciona proteína de calidad y de muy fácil digestión. Es un alimento con un importante aporte de yodo, selenio, vitamina B12, hierro, colesterol, sodio, agua, fósforo y cinc.

 

Anchoas. Contienen altos niveles de grasas Omega-3, que gracias a su carácter antiinflamatorio pueden ayudar a aliviar la inflamación en la piel.

 

Agua. Y por último, pero no menos importante, el agua. Recuerda que hay que beber agua sin tener sed aun consumiendo alimentos hidratantes como las frutas o los zumos naturales.

post

Problemas de salud en verano

En verano aparecen con más frecuencia determinados problemas de salud.

 

Bajadas de tensión

¿Por qué? Puede dar cuando una persona se expone demasiado al sol, sobre todo si no repone líquidos y sales. El síntoma principal son los desmayos.

Solución: es recomendable no exponerse de nuevo al sol, descansar en un lugar fresco, vestir ropa cómoda y no realizar ejercicio ni ninguna actividad que implique algún esfuerzo importante.

Prevenir:  no estés más de 5 horas sin comer, no tomes demasiados dulces, procura que no te falten las proteínas en tu alimentación y si tomas café, no dejes de tomarlo de forma brusca.

 

Conjuntivitis

Es uno de los problemas de salud más comunes del verano. La causa principal es el cloro de las piscinas y la exposición prolongada a los rayos del sol.

El efecto más común es la inflamación en la capa más externa del ojo, lo que produce irritación, dolor y falta de visión. Suele durar entre 7 y 10 días.

Solución: el tratamiento habitual son las lágrimas artificiales. Los médicos recetan antibióticos en caso de que llegue a afectar a la córnea.

Prevenir:  lávate los ojos con suero fisiológico después de cada baño, utilizar siempre gafas, para nadar y de sol, y si además, usas lentillas, quítatelas antes de bañarte.

 

Cortes de digestión

Ocurren cuando existe una gran diferencia entre el calor corporal y los grados del agua.

Si comienzas a sentir escalofrías intensos, zumbidos en el oído o alteración en la visión, sal del agua y avisa a alguien para que te ayude. Abrígate para entrar en calor.

Prevenir: después de comer, espera dos horas antes de sumergirte, dúchate antes de meterte al agua, mojando primero las muñecas y la nuca.

 

Quemaduras solares

Las consecuencias pueden ser serias: envejecimiento cutáneo prematuro, y cáncer de piel.

Las quemaduras solares pueden ser de primer grado, que provocan enrojecimiento, hinchazón y dolor durante días. Si es más profunda, se producen ampollas, que se resecan y se desprenden solas a los días.

Prevenir: utiliza crema fotoprotectora de acuerdo a tu tipo de piel. Toma el sol con prudencia, y procura no quedarte dormido.

 

Picaduras

Suelen producir reacciones leves como urticaria, hinchazón y picor

Solución: si te pica una medusa, lava la zona con agua de mar y ponte pomada antihistamínica. Aplica hielo durante 15 minutos y extrae con unas pinzas los restos que queden.

Si te pica una araña, coloca hielo para rebajar la hinchazón y acude al médico.

En el caso de las avispas, retira el aguijón cuanto antes. Puedes aplicarte lociones refrescatnes, hielo o amoniaco

Prevenir: en la playa, utiliza cremas protectoras ya que también repelen a las medusas. En el campo, utiliza repelentes contra insectos.

post

Alimentos que ayudan a dormir mejor

Dormir bien es fundamental para regular el metabolismo, aumentar la resistencia, poder concentrarse y aprender, prevenir diferentes problemas de salud como la diabetes, la insuficiencia cardíaca o la demencia senil… Conoce los alimentos que te ayudaran a dormir mejor!!

sleep-264475_1280

 

Leche

Además de ser rica en la hormona reguladora del sueño (melatonina), la leche contiene triptófano y calcio, nutrientes que favorecen la producción de la misma por parte del organismo, cuando se acerca la hora de irse a la cama. Si le añades una pequeña cucharada de miel, absorberás más fácilmente el primero.

 

Plátano

El plátano aporta hidratos de carbono y triptófano, la mezcla perfecta para que tu cerebro produzca el neurotransmisor de la tranquilidad: la serotonina.

 

Avena

La cáscara de este cereal contiene una proteína vegetal llamada avenina, cuyo efecto tranquilizante es capaz de mejorar la calidad de sueño.

 

Nuez

Este fruto seco, es también una buena fuente de melatonina. Tomar cinco antes de dormir triplicará la cantidad de esta hormona en la sangre.

 

Lechuga

La lechuga tiene propiedades somníferas. Cubre con agua tres hojas de esta planta, lleva a ebullición y cuece durante 15 minutos. Toma la infusión resultante media hora antes de acostarte y compruébalo.

 

Cebolla

Tanto los antiguos egipcios como los chinos utilizaban la cebolla para conciliar el sueño y es que, sobre todo cruda, es muy rica en quercetina, sustancia con efectos sedantes (entre otros muchos).

 

Dátil

El dátil es una gran fuente de triptófano. Seis dátiles  te aportan 51 mg de este aminoácido que colaboran en la inhibición del dolor, mejora la inducción al sueño y producen  neurotransmisores como la mencionada serotonina.

 

Té verde

Aunque contiene un poco de cafeína, el té verde favorece el sueño gracias a su suave efecto calmante.

 

Cereza

La cereza es una fruta muy rica en melatonina que también es muy recomendable para dormir bien.

 

Salmón

Por último, has de saber  que el salmón, gracias a su contenido en ácido docosahexaenoico, estimula la producción de melatonina del propio cuerpo. Otros pescados como la caballa, las sardinas o los arenques también lo contienen (por si no te gusta el salmón).

 

 

Desde Upnatura  recomendamos los chicles funcionales WUG Relax, el complemento ideal para mejorar estados de estrés, ayudando a relajar el sistema nervioso y la musculatura e inducir al sueño.

relax

Está compuesto por valeriana, triptófano, melisa y melatonina edulcorado con Stevia y posee un agradable sabor a hierbabuena.
­

Se recomienda 10 minutos antes de acostarse para conciliar el sueño.

El consumo de WUG Relax proporciona la relajación del sistema nervioso y muscular y ayuda a conciliar el sueño.

­

 

post

Claves para aliviar la irritación ocular

Los ojos se irritan a menudo debido a alergias, fatiga visual, restos de maquillaje, ambientes secos,  uso continuado de lentillas o lentes de contacto. Algunas personas tienen incluso una inclinación a tener los ojos rojos e irritados. La mejor solución de este problema se encuentra en seguir unos hábitos de higiene ocular correctos que ayuden a mantener la zona hidratada, impidiendo que se reseque.

beautiful-2315_1280

 

1. Parpadea de manera regular

Hazlo a lo largo del día pero en especial cuando estés frente al ordenador o cualquier otra pantalla (móvil, tablet, libro electrónico, televisión…). Cuando cierras los párpados la lágrima lubrica la superficie del ojo disminuyendo la irritación.

 

 

2. Con viento… ¡usa gafas de sol!

Usa unas buenas gafas de sol (grandes y envolventes) a modo de “escudo” , con tal de proteger tus ojos del viento,  uno de los agentes que generan sequedad ocular. También debes huir  de ambientes contaminados, el humo de los cigarrillos, etcétera.

 

 

3. Lágrimas artificiales si es necesario

Si trabajas o pasas mucho tiempo en ambientes secos o trabajas mirando una pantalla, tus ojos estarán sufriendo casi todo el día. En estos casos ayuda el uso de lágrimas artificiales sin conservantes, especificas a ser posible para calmar ojos secos o enrojecidos.

 

 

4. Alimentos que cuidan de tus ojos

Es importante también evitar el déficit de vitamina A, causante de la enfermedad caracterizada por la sequedad ocular persistente: la xeroftalmia. Para ello añade a tu dieta alimentos como la espinaca, el pepino o el tomate. También cuidan de tus ojos los alimentos con ácidos grasos omega 3, luteína y vitaminas B2, C, E.

 

5. Desmaquíllate antes de dormir

Un consejo básico que muchas mujeres ignoran por pereza. Es necesario hacerlo para que no entre suciedad en el ojo y lo irrite más. Eso sí, has de hacerlo con un producto específico para la zona ocular, además de utilizar un disco desmaquillante para cada ojo (para evitar que, de tener alguna infección en uno, se contagie al otro).

 

 

6. Duerme 7 u 8 horas diarias

 

Los ojos reflejan el cansancio antes que otras zonas del cuerpo y lo hacen en forma de hinchazón e irritación.

 

 

En Upnatura, de laboratorios Sintal Dietetics, disponemos de Luxin.

luxin

 

Luxin a base de ácido alfa lipóico, una de las sustancias con el más alto poder antioxidante, y astaxantina, el carotenoide más potente frente a los radicales libres y contra el efecto oxidante inducido por los rayos ultravioletas. Luxines útil en el control activo de la degeneración macular, favoreciendo la visión y asegurando el tropismo del ojo.

Es un complemento alimenticio útil para ayudar a combatir los procesos redox que afectan principalmente al aparato ocular. Los componentes ácido lipoico, luteína y astaxantina son compuestos antioxidantes que trabajan sinérgicamente ayudando a reducir el estrés oxidativo. Puede ser utilizado como herramienta de apoyo en todos los casos en los que se producen daños visuales ( trabajo con ordenadores, lectura, televisión…)