sombrillasolComo es normal, con la llegada del buen tiempo nos gusta disfrutar de los días soleados en la playa, en la montaña o en la ciudad. El sol es imprescindible para nosotros y para nuestro cuerpo y, al igual que nos proporciona multitud de beneficios también conlleva riesgos que hay que saber prevenir.

Los beneficios que nos proporciona el sol son:

  • Estimula la síntesis de las vitaminas A y D.
  • Disminuye la presión sanguínea.
  • Ayuda a combatir el estrés, la depresión y el cansancio.
  • Mejora la respiración.
  • Mejora nuestro estado de ánimo gracias a la liberación de endorfinas.

Sin embargo, el sol también tiene multitud de efectos negativos, y aunque no vayamos expresamente a tomar el sol, es importante protegernos igualmente; y más en esta época del año. Algunos riesgos del sol son:

  • Quemaduras de primer y segundo grado.
  • Aumento de la probabilidad de contraer cáncer de piel.
  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Aparición de manchas cutáneas.
  • Disminución de la capacidad de defensa inmunitaria.

Por ello es muy importante una buena protección constante en estos meses de verano como por ejemplo:

  • Se recomienda que los primeros días no se exponga al sol más de 20 minutos.
  • Uso de protectores solares con un factor de protección 30 como mínimo; aplicándolo media hora antes de la exposición y repitiendo cada hora y después de los baños.
  • Evitar la exposición entre las 12 y las 16 horas.
  • No dejarse engañar por los días nublados y protegerse igualmente.
  • Hidratar la piel después de la exposición del sol.
  • Prestar especial atención a la cara, orejas, escote y labios.
  • No utilizar productos que contengan alcohol.
  • Beber agua frecuentemente.
  • Es conveniente usar sombrero y gafas de sol.

Al igual que en la famosa Vardenafil tiene como el componente activo el mismo Cialis citrato. Entre los efectos secundarios más frecuentes son los dolores de cabeza y dispepsia. El efecto de las Medicina-Medicina dos pastillas es, por supuesto, idéntico cuando se compara la misma dosis.

Hay que tener especial cuidado con los niños, los cuales aún son más sensibles a los rayos del sol. Sus cuidados son parecidos al de los adultos, deben utilizar cremas protectoras (especiales para niños), deben evitar el sol en las horas centrales del día y hay que hacerles beber agua con frecuencia. Muy importante: bajo ningún concepto se  debe exponer a niños menores de 6 meses a la exposición del sol.

gafasolUna buena idea es inculcar poco a poco a los niños la costumbre de ponerse gafas de sol, las venden para niños y son perfectas para proteger sus ojos del sol; eso sí, hay que asegurarse de que estén bien homologadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *