Con la llegada de las vacaciones de Semana Santa tendemos a excedernos con comidas típicas como las torrijas. Sin embargo, esto no es lo mejor para tu salud, hay que aprender a llevar una dieta saludable tanto los días normales como en las vacaciones:

  1. No te excedas con la comida:cuando hay una gran variedad de alimentos preparados, tendemos a probarlo todo, pero es muy importante cuidar el tamaño de las porciones y la variedad de los alimentos. Se recomienda servirte sólo una vez de cada alimento en porciones pequeñas.
  2. Come pescado:si sales de viaje a la playa, aprovecha el consumo de pescado, que es un alimento que aporta grasas buenas para el corazón; contiene poca grasa y le da variedad a la alimentación. Lo ideal es que estén preparados a la plancha.
  1. Mantén el equilibrio:en caso de planear una cena abundante, procura desayunar y comer de forma ligera.
  2. Haz ejercicios:aunque estés de vacaciones, trata de incluir alguna actividad física en la rutina diaria, como caminar, correr, montar en bicicleta, nadar o lo que más se adapte a tus posibilidades, por lo menos 30 minutos al día.
  3. Limita el consumo de bebidas alcohólicas:además de dañar el organismo producen aumento de peso. Si deseas beber alguna copa, siempre es más recomendable elegir bebidas que van acompañadas con agua mineral o refresco de dieta.

Disfruta de tus vacaciones sin caer en los excesos. Toma mucha agua para mentener tu cuerpo hidratado y evitar descompensaciones. Feliz Semana Santa.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *